Líneas de investigación y publicaciones

Desde el Club realizamos un trabajo de investigación, con el fin de demostrar de manera científica la labor que realizamos día a día a través de la práctica físico-deportiva en población con lesión neurológica.
Se han llevado a cabo estudios de carácter científico, mediante artículos publicados en revistas de impacto, cuyos resultados aportan nuevos conocimientos teórico-prácticos en el campo de las Ciencias de la Actividad Física y el Deporte.
Este afán investigador, también se ve reflejado en la realización de tres tesis doctorares, una finalizada y dos en proceso.

Efecto de un programa de actividad físico deportiva sobre la salud de personas con Daño Cerebral Adquirido en fase crónica

AUTORA: MARTA PÉREZ RODRÍGUEZ
El Daño Cerebral Adquirido (DCA) es una discapacidad con gran incidencia en nuestra sociedad, de gran complejidad y grandes costes sanitarios, siendo las dos etiologías más comunes el ictus y el traumatismo craneoencefálico (TCE). El resto de etiologías de lesión cerebral son menos frecuentes, aunque generan demandas de recuperación similares. Los avances en el área de la neurorrehabilitación han logrado establecer una propuesta eficaz para la mejora funcional sobre los diferentes déficits físicos, cognitivos, conductuales y socio-afectivos y sensoriales que pueden presentar de forma simultánea las personas con DCA a lo largo de su evolución, estabilizándose en la fase crónica. Este trabajo se centra en dicha fase debido a la falta de recursos que existe en nuestro país de cara a continuar la recuperación y adaptación de las personas con DCA y a lograr la máxima reintegración en la comunidad.

La Actividad Física Adaptada (AFA) ha demostrado ser una herramienta útil en la recuperación del componente físico y cognitivo en personas con DCA en fase subaguda y crónica y un elemento clave en la socialización, la mejora del estado de ánimo y la calidad de vida. En los últimos años, un creciente número de centros de rehabilitación de DCA han incluido programas de actividad física como complemento a la rehabilitación en las diferentes áreas de trabajo. Sin embargo, no existe consenso en el tipo de programa de AF que se debe proponer a personas con DCA crónico cuyo objetivo principal debe ser mejorar la calidad de vida en relación a la salud (CVRS) para lograr el mayor nivel de reintegración en la comunidad. Las variables fundamentales de la CVRS incluyen las dimensiones física, cognitiva, social y contextual (ambiental y personal).

El primer objetivo del estudio fue diseñar e implementar un programa de AFA grupal que fue denominado “Physical activity, sport and brain injury” (PASBI)
en centros deportivos municipales con personas con DCA crónico que vivían en la comunidad, con afectación de leve a moderada.

El PASBI se diseñó teniendo como referencia el marco de la Clasificación Internacional del Funcionamiento (OMS, 2001). Está formado por 8 AFA grupales: actividad acuática en vaso de enseñanza, natación, pádel, iniciación al fútbol, iniciación al atletismo, baile, multideporte y deportes de lanzamiento. Todas las actividades comparten una misma metodología, estructura y duración: calentamiento, parte principal con ejercicios para la mejora de la marcha, la coordinación y el equilibrio y juegos para el fomento del trabajo en equipo, la cooperación y la socialización, y vuelta a la calma. Para la derivación de los participantes a una u otra actividad se desarrolló un modelo de valoración funcional tomando como referencia la propuesta de (Rimmer, 2006) y la Guía de Actividad Físico-Deportiva para personas con DCA (García-Hernández et al., 2011).

El segundo objetivo fue analizar el efecto sobre la CVRS de los participantes en el programa PASBI del grupo experimental (GE), en comparación con un grupo control (GC), a través de los cuestionarios Short Form-36, Profile of Mood States, Global Physical Activity (GPAQ), el Inventario de Beck-II (BDI-II) y la prueba “six minutes walk test” (6MWT).
El estudio fue de tipo quasi-experimental, el muestreo fue intencional por conveniencia, debido a las características específicas de esta población. El proyecto fue aprobado por el Comité de Ética de la Universidad Politécnica de Madrid y registra como ensayo clínico (NCT03162484). el reclutamiento se llevó a cabo a través de un Club Deportivo de Madrid especializado en DCA, que ofreció a cuatro
centros de rehabilitación de DCA la posibilidad de que las personas con DCA con más de un año de evolución que cumplieran los criterios de inclusión participaran en el estudio, dándoles la opción de realizar el PASBI. De las 350 personas de los centros de rehabilitación y las 130 personas del Club Deportivo, 73 personas accedieron a participar en el estudio y cumplían los criterios de inclusión. Inicialmente el GE estuvo formado por 38 participantes y el GC por 34. Diez participantes tuvieron que abandonar el estudio, por lo que 34 participantes formaron el GE y 28 participantes el GC.
La implementación del PASBI se llevó a cabo en centros municipales de Madrid durante 18 semanas, desarrollando las cinco primeras AFA grupales descritas, con una frecuencia de dos a cuatro sesiones por semana, y duración de una hora por sesión. Se realizó una toma de datos pre-intervención antes del comienzo del programa PASBI y una toma de datos al finalizar, tras 18 semanas.
Los datos obtenidos se analizaron utilizando el paquete estadístico SPSS 20.0, estableciendo el nivel de α ≤ 0.05. En primer lugar, se verificó la distribución de la muestra en las variables con el test Kolmogorov-Smirnov que indicó la necesidad de realizar pruebas no paramétricas. El test U de Mann-Whitney indicó que no existían diferencias significativas entre los grupos en ninguna variable. Tras la intervención, se utilizó el test W de Wilcoxon de muestras relacionadas para establecer diferencias intragrupo y el test U de Mann-Whitney de muestras independientes para analizar las diferencias entre grupos. Se calculó la Delta de Cliff para la estimación del tamaño del efecto no paramétrico en las comparaciones.

No se encontraron diferencias significativas entre los grupos antes de comenzar la intervención. Tras la intervención, el GE mostró mejora de la Función Física (p<0.001) y la Salud Mental (p<0.005) (SF-36), en la Depresión (p<0.005), la Cólera (p<0.005) y la Tensión (p<0.001) (POMS), la Depresión (p<0.005) (BDI-II) y la capacidad functional (p<0.001) (6MWT), respecto del GC. Sin embargo, no mejoró el nivel de sedentarismo (GPAQ), en comparación con el GC.
Este estudio ha demostrado el efecto de un programa de AFA grupal compuesto por diferentes actividades físicas y modalidades deportivas, sobre la
CVRS en personas con DCA en fase crónica.

El marco CIF ha permitido que el diseño abordase todos los factores a tener en cuenta para lograr el éxito del programa, y de cara a realizar una adecuada valoración funcional derivando a cada persona a la actividad más adecuada en función de sus capacidades. La implementación en centros deportivos municipales cercanos a los hogares de los participantes y la flexibilidad horaria ha sido importante para lograr un alto nivel de asistencia. Los centros estaban dotados del material auxiliar suficiente para desarrollar AFA grupales con personas con DCA crónico con afectación de leve a moderada. La idónea formación de los técnicos ha sido fundamental en el éxito del programa.

Respecto al impacto sobre las variables de la CVRS, ambos grupos se mostraron iguales antes de comenzar la intervención. Tras la intervención, la mejora significativa en todas las variables excepto en sedentarismo del GE en comparación con el GC pone en evidencia la efectividad del PASBI para la mejora de la CVRS de las personas con DCA en fase crónica, además este programa es reproducible y responde tanto a las necesidades del colectivo como a sus intereses y motivaciones.
Este trabajo se muestra como un punto de partida a partir del cual impulsar programas de actividad física en beneficio del colectivo de personas con DCA.

Diseño y efectos de un programa acuático de manera individualizada en personas que han sufrido un accidente cerebro vascular

AUTORA: CARLA ACEBES LEBRERO (EN PROCESO DE TOMA DE DATOS)
El accidente cerebroascular (ACV), comúnmente llamado ictus, es la causa de Daño Cerebral Adquirido (DCA) con mayor incidencia en España, siendo un 78% de esta población. La patología vascular cerebral es la primera causa de discapacidad física y la segunda en demencias en países desarrollados. De todas las consecuencias sensomotoras tras sufrir un ACV, el problema del control postural es el que tiene mayor impacto en la independencia y en realizar las Actividades de la Vida Diaria (AVD).
El objetivo general de este estudio es observar el efecto del diseño y la aplicación de un programa de actividades acuáticas de manera individualizada en personas que han sufrido un ACV en fase crónica, en la funcionalidad de sus AVD.

Participarán 16 sujetos que hayan sufrido un ACV con una afectación de moderada a grave, divididos la mitad en grupo experimental y la otra mitad en grupo control, tratándose de un estudio pre-post de dos grupos. La aplicación del programa tendrá una duración de 10 semanas, con sesiones de 60 minutos, dos veces por semana.
Se realizará un análisis estadístico, así como una triangulación con los datos recogidos. Los resultados previstos pretenden ser significativos, no solo para un nuevo aporte de conocimientos, sino para su futura aplicación práctica en el campo de las Ciencias de la Actividad Física y el Deporte.
Palabras Clave: Ictus, daño cerebral, programa acuático, actividad física

Análisis del efecto de las actividades físicas grupales en pacientes con Daño Cerebral Adquirido en fase subaguda

REV NEUROL 2013; 57: 64-70
Objetivo. Analizar la eficacia de un programa de AFG en personas con DCA en fase subaguda para su integración física en la comunidad.
Pacientes y métodos. Treinta y tres pacientes con DCA, con una edad de 33,18 ± 10,39 años, participaron en un programa de AFG (talleres de circuito, equilibrio simple, equilibrio dual, desplazamiento dual y actividades físico-deportivas) de 10 semanas. Al comenzar y concluir el programa se evaluaron las variables de velocidad (prueba de velocidad de la marcha en 10 metros), resistencia (prueba de marcha de seis minutos), equilibrio dinámico (Step Test), capacidad funcional (Timed Up & Go), escala de percepción de seguridad (Activities-specific Balance Confidence Scale) y Physical Activity and Disability Survey (PADS), el promedio por hora de la intensidad de la actividad y el número de pasos fuera del centro de rehabilitación (usando monitores de actividad física). La prueba t para muestras relacionadas se utilizó para evaluar las diferencias en las variables.

Conclusión. Los programas de AFG mejoran las capacidades físicas, percepción de seguridad, realización de actividad en general y número de pasos, lo que puede conllevar una mayor participación en la comunidad.

Relación entre las pruebas de funcionalidad de la marcha en personas con DCA

AGON INT J SPORT SCI 2012; 2(1): 6-16

Objetivo: Analizar el grado de relación entre cuatro pruebas que valoran la funcionalidad de la marcha en sujetos jóvenes con daño cerebral adquirido (DCA) en fase subaguda y conocer el grado de relación entre estas pruebas y la percepción subjetiva de seguridad en actividades de la vida diaria.
Metodología: 67 participantes jóvenes con DCA en fase subaguda (43 hombres y 24 mujeres) con una edad media de 35,09 ± 9,77 años. Se realizó estadística descriptiva de todas las variables demográficas: género, edad, IMC, meses desde que se produjo la lesión y etiología lesional. Para analizar si existe correlación entre las variables se utilizó el coeficiente de Pearson (p≤0,05).
Conclusiones: Las pruebas de funcionalidad de la marcha presentan una correlación significativa entre moderada y muy alta en personas jóvenes con DCA. El ABC presenta una correlación significativa moderada con las cuatro variables de funcionalidad de la marcha analizadas en esta población.

Además, hemos creado guías sobre actividad físico-deportiva en personas con DCA a nivel divulgativo para así llegar a todo tipo de públicos, con el objetivo de formar e informar sobre los beneficios de nuestro trabajo.

Daño Cerebral Adquirido. Guía de actividades Físico-Deportivas

Editorial IMSERSO, 2011
Guía cuya finalidad es servir como marco de referencia tanto a los profesionales que trabajan con personas con DCA, en ámbito de la actividad física-deportiva, como a familiares y/o usuarios; indicándose las actividades que pueden realizar los usuarios, los recursos materiales necesarios y los criterios a tener en cuenta para la derivación/indicación más adecuada en cada caso, en función de las características de cada persona y el medio en que se desarrolla su vida cotidiana.

Cuadernos FEDACE sobre daño cerebral adquirido: Actividades Físico-Deportivas y Daño Cerebral Adquirido